(Clic sobre las imágenes para ampliar)

   

 

 

   

(Tras cargar pulsa F5 para sincronizar)

   
 

 

 

La marginación de la infancia por la pobreza, por la explotación laboral, por la participación forzosa como pequeños soldados en conflictos bélicos, por la prostitución a la que se ven sometidos millares de niños y niñas a tempranas edades, constituyen gravísimos problemas que tiene la humanidad, y de los que se deja constancia en este Museo a través de fotografías, audiovisuales, murales, textos y un enorme diorama incluido cuando fue remodelada esta sección en noviembre de 2002.

Millones de niños se ven obligados a realizar trabajos de adultos en el campo, en las minas, en la pesca, en la industria, en el sector servicios en muchos lugares del mundo, y todo con una finalidad: conseguir lo mínimo para poder sobrevivir.

Es uno de los problemas que parece no tener solución, y, sin embargo, la tiene, siempre y cuando se invierta, por parte de los países ricos, en promocionar y desarrollar los países en donde ocurre este hecho.

Los innumerables conflictos bélicos que tienen lugar en diversas zonas del planeta, tienen como primeras víctimas a los niños: heridos y muertos por minas, por secuestros y torturas, por la participación de los mismos como soldados en esas guerras, por exilios forzosos de sus lugares de origen.

El turismo sexual utiliza a niños y niñas de poca edad como señuelo para atraer a adultos de todos los países del mundo que tienen esta perversión como una manera preferente de ocupar su tiempo libre.

Países como Tailandia o Filipinas son lugares de destino para dicho turismo que sodomiza y esclaviza a millares y millares de niños.

Niños obligados a pedir limosna, a limpiar coches, a esnifar pegamento, por las calles de muchas ciudades del mundo, constituyen la postal tradicional de la infancia en esos lugares. Niños desarraigados de sus familias, sin un hogar donde cobijarse, son algo cotidiano en las superpobladas megápolis de la Tierra.

En torno a esta misma temática giró la exposición real y virtual "INFANCIAS ROBADAS", incluida en el programa de exposiciones temporales 2002-2003 y que te invitamos a visitar desde aquí.




Clic para ver el diorama a pantalla completa
DIORAMA: luchando por la supervivencia durante la noche entre la basura de una gran metrópoli.  ( Clic para pantalla completa )
Niños filipinos rebuscadores de desperdicios en Manila. La lucha por la supervivencia: niño tanzano lavando coches en la calle y niño vendedor de prensa (canillita) en las calles de Guatemala. Una mujer de cuatro años. La gitanilla. Una propina a cambio de llamaradas de luz y fuego en un semáforo de Méjico Distrito Federal. Amas de cría, a principios del siglo XX, dando de mamar a niños abandonados en la Inclusa Niños de la calle acogidos en un centro de desinfección (principios s. XX)
Entre desperdicios Hay que sobrevivir La gitanilla Bocanadas de fuego Amas de cría Toca desinfección

(Clic sobre las miniaturas para ampliar)


 



[ Principal | Sala 1 | Sala 2 | Sala 3 | Sala 4 | Centro de Documentación | Exposiciones temporales | Noticias | Comentarios ]

Museo del Niño y Centro de Documentación Histórica de la Escuela. Albacete, 2001-2008.